Tras medirse con otros agentes compradores, Templaris logró adjudicarse la adquisición de una cartera de créditos de uno de los principales bancos de la República Dominicana.

Dicho conjunto de activos está integrado por préstamos sin garantías, préstamos con garantías solidarias, remanentes de préstamos con garantías prendarias, tarjetas de crédito y credicuentas.

La compra se aprobó luego de evaluar el desempeño histórico de Templaris en la adquisición y posterior gestión de cobranza de estos créditos.

De esto último se destacó el cobro humanizado que hace la compañía, un elemento que favorece la recuperación de liquidez y el trato respetuoso de los deudores.

En tal sentido, la compañía ha comenzado a ser un referente en el sistema bancario dominicano tras aparecer en el mercado local con novedosas metodologías en la gestión de cobranzas.