Aunque la mejor forma de salir de un endeudamiento en mora es saldarlo con un solo pago. Si no tienes esa capacidad, ponerte al día en varias cuotas te puede ayudar a enderezar tus finanzas. Con esto logras:

  • Evitar sumar más multas y penalidades.
  • Mayor capacidad de negociación frente al banco.
  • Mejorar tu historial en el buró de crédito.
  • Comenzar a recuperar tu reputación en el sistema bancario dominicano.
  • Desbloquear el acceso a visados y mejores empleos.

Nunca es tarde para pagar tus viejos préstamos. Incluso con un endeudamiento en legal puedes pautar con tu banco (o a través de la agencia de cobranza) el pago a plazos.

Manifestar tu deseo de salir de la mora es ya una primera señal positiva para tu entidad financiera. Y la razón es muy sencilla: ellos quieren ver su dinero de vuelta. Así que les estás hablando en su idioma.

Por otra parte, si eres tú quien plantea una solución, es posible que te evalúen para algo más que solo la vieja deuda. Nos referimos a que si notan un pago comprometido, es posible que sigan haciendo negocios contigo en el futuro.

Preparación para la negociación

Lo fundamental es que sepas cuál es tu flujo de caja mensual; es decir, cuánto ingresa y cuáles son tus gastos.

En estos cálculos incluye lo que puedes ahorrar, los gastos que puedes eliminar por completo. Pero también si puedes tener acceso a ingresos adicionales y por cuánto tiempo. No hagas cálculos con ingresos adicionales de los que no tienes seguridad.

Con esas cuentas hechas, puedes determinar cuánto puedes destinar a la deuda.

Haz un primer cálculo y examina cuánto puedes ofrecer mensualmente. Luego prepara dos escenarios adicionales haciendo más ahorros.

Menos es más con los plazos

Si bien esta modalidad es una alternativa cuando no se tiene el dinero completo para saldar lo adeudado de una vez, siempre es recomendable que el pago se complete con pocas cuotas. Hablamos de un máximo de cinco cuotas, aunque lo ideal es no pasar de tres.

De lo contrario, sería básicamente como asumir un nuevo crédito, y eso solo operaría si se tratase de una consolidación de deuda o financiamiento.

Así que en tu cálculo de las cuotas debes jugar con esos lapsos. ¿Cuánto debes destinar si quieres liquidar lo retrasado en tres, cuatro o cinco cuotas?

Contacta a tu banco o a la agencia de cobranza

Si ya estás preparado/a para negociar, no esperes que te llamen; hazlo tú. Empieza dejando claro que quieres ponerte al día y, en segundo lugar, plantea tu plan de pago más ventajoso para ti.

Si el banco no accede a tu primera oferta o a tu segundo escenario; entonces, consulta por las ventajas que tiene para los pagos en cuotas. Con esa información puedes reelaborar nuevos escenarios.

Por cierto, puedes consultar con la agencia de cobranza qué tipos de tratos suele hacer la entidad bancarias en casos como los de tu endeudamiento moroso.

Si a las primeras no obtienes un trato que te resulte ajustado a tu realidad, puedes incluir en una llamada posterior elementos como los siguientes:

  • El ofrecimiento de una primera cuota más elevada que el resto.
  • Poner algún bien en garantía.
  • La posibilidad de abonar con un ingreso adicional

Al conseguir un acuerdo

Una vez llegues a un acuerdo con el banco en el número de cuotas, el monto de cada una, la participación o no de garantías; debes dejar en claro los aspectos legales y formales.

Pregunta al banco o a la agencia de cobranza cómo hará los reportes de tus pagos al buró de crédito. La entidad financiera debe reportar tus avances para que vaya mejorando tu historial crediticio.

Y esto significa que los otros bancos también se enteran de que estás comenzando a ser cumplidor/a. Es decir, mejora tu imagen en el entorno bancario domincano.

Pregunta, además, cuánto tiempo demorarán en entregarte la carta de finalización del crédito.

También es importante abordar cómo se legalizarán los acuerdos a los que han llegado ambas partes vía telefónica. De esta manera, tendrás un respaldo del acuerdo al que has llegado y, sobre todo, un elemento importante que da fe de tu propósito de pago.